Pozos y zanjas de infiltración

Son pozos, zanjas o trincheras de con una profundidad de entre 1 a 3 metros rellenos de material granular. En ellos vierte la escorrentía desde las superficies impermeables contiguas y recogen y almacenan el agua mientras se infiltra en el terreno natural.

Los pozos son sistemas subterráneos de almacenamiento temporal de la escorrentía procedente principalmente de tejados y azoteas. Mediante esta técnica se consigue desconectar estas aguas de la red principal, disminuyendo así el caudal a circular por la red de alcantarillado. No pueden utilizarse en suelos poco permeables y es recomendable que queden algo por encima del nivel freático para permitir exfiltraciones al terreno. Como se puede producir la contaminación del suelo en dichas exfiltraciones, se aconseja la colocación de algún tipo de filtro en el conducto que transporta el agua hasta el pozo.

pozo

Las zanjas de infiltración son más estrechas y menos profundas que los pozos, siendo más eficientes desde el punto de vista constructivo. Se utilizan principalmente para el control de la calidad, pero se pueden emplear también como estrategia de control de la cantidad del caudal de escorrentía en zonas residenciales de media-alta densidad y en zonas comerciales. Aunque hay que tener cuidado con el terreno donde se van a instalar, evitándose siempre localizaciones cerca de las cimentaciones de edificios o de carreteras.

El suelo en el que se emplazan estas técnicas ha de tener una capacidad de infiltración superior a 12 mm/h y no ha de tener arcillas que provoquen la colmatación. Trabajan con áreas de pequeñas dimensiones, entorno a las 2 hectáreas. Requieren de un período seco entre tormentas. La distancia mínima al nivel freático sea de 1,2 metros para que puedan darse las exfiltraciones. Se suelen emplear geotextiles de filtro y separación para envolver el material granular, y desagües de emergencia para, en el supuesto de que se supere la capacidad de depósito de diseño, poder enviar el agua sobrante a la red de alcantarillado.

zanja-EPA

 Usos típicos:

  • Recogida de agua de zonas adyacentes a caminos, parkings, en zonas residenciales, comerciales e industriales. Pero las zanjas no pueden ir cerca de estructuras subterráneas de edificios.

Ventajas/beneficios:

  • Atenúan de forma significativa el volumen de agua de escorrentía y el caudal pico.
  • Se integran fácilmente en el paisaje.

Desventajas y limitaciones:

  • Se pueden obstruir con facilidad, por lo que no se recomiendan localizarlos en suelos particulados finos (aquellos constituidos por limos o arcillas).
  • Las acumulaciones de contaminantes y las obstrucciones son difíciles de ver.
  • La tasa histórica de fracaso es alta debida a los mantenimientos deficientes, el mal emplazamiento o la presencia de grandes cantidades de desechos a la entrada.
  • Limitados a pequeñas áreas drenantes.

Requisitos de mantenimiento:

  • Hay que inspeccionarlas para revisar posibles obstrucciones.
  • Retirada de sedimentos.
  • Retirada y limpieza de los materiales filtrantes.

Rendimiento

  • Reducción del caudal punta: MEDIO
  • Reducción de volumen: ALTO
  • Tratamiento de calidad de agua: ALTO
  • Potencial beneficio social/urbana: BAJO
  • Potencial ecológico: BAJO

Instalación de un pozo de infiltracion

Autora: Ana Abellán

9 thoughts on “Pozos y zanjas de infiltración

  1. Hola,
    Me gustaría poder contactar contigo, Ana Abellán. Formo parte de la oficina técnica de SEMI en la Base de Rota y me gustaría saber cómo se dimensionan los depósitos de infiltración.

    Gracias. Un saludo.

  2. Hola, soy diseñador hidráulico, es muy interesante este tema y muy actual pues están disminuyendo los niveles freáticos o aguas subterráneas e infiltrar agua es muy importante…me gustaría contactarme y conocer mas a profundidad este tema y si es posible me brindaras metodología de cálculo.
    Gracias

    1. Buenos días Marvin,
      Por tu correo deduzco que eres de México. No sé si en tu país tenéis normativa o directrices para el dimensionamiento de estos sistemas (aquí en España sólo en algunas regiones) Si es así has de atenerte a ellas, si no, te recomiendo como guía las publicaciones de CIRIA al respecto o que mires en la web de la EPA, que tiene mucha información sobre suds, descripción y dimensionamiento.
      Recibe un cordial saludo.
      Ana Abellán

  3. Hola a todos, para poder dimensionar de forma simple, hay que determinar al menos el Porchet, o ensayo de infiltración, posteriormente hay que definir con que CF (período de retorno) trabajarás; esto se determina en base a la mayor lluvia en 1, 5, 10 o 20 años en un determinado sector. Para eso hay que ver los mapas de isoyetas de cada país. Con ese dato ya puedes calcular la intensidad máxima que puedes llegar a tener en determinado tiempo. Por tanto tendrás un volumen que albergar en x tiempo y además una infiltración, la que te permitirá que no se colmate el pozo.
    Por ejemplo si tu cálculo de intensidad te da 15 mm/hr, significa que en una hora tendrás 15 litros en un metro cuadrado. Por otra parte si tu cálculo de volumen de agua a infiltrar (ya sea por cubiertas (techumbres), patios, etc) te da 2000 litros en una hora y además tu infiltración es 0,1 litros/segundo, implica que debes hacer un dren con geoceldas que te de un 90% de absorción útil. En ese caso con un dren de volumen equivalente a 2,22m3 = (2/0,9)m3
    ahí podrás albergar los 2000 litros, pero dada su absorción no podrá colmatarse ya que mientras se llena a un Q= 15 litros/hr en la hora peak, el suelo será capaz de absorber 360 litros/hr (0,1 litros/segundo). Dado ese análisis podrías incluso disminuir el volumen del dren ya que la capacidad de absorción sería superior al ingreso de agua, sin embargo, en cálculo de ingeniería siempre hay que ponerse en la situación menos favorable. Conclusión: Determina la infiltración del suelo, luego calcula el volumen de agua a infiltrar o drenar, proyecta un pozo equivalente a ese volumen y después calcula si el Q de ingreso de agua es mayor o menor que el Porchet del terreno. Si es menor estás Ok, si es mayor debes agrandar al pozo de tal manera que no se colmate. Eso es más simple. Saludos.

Responder a Jaime Rowelt Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *