Infraestructuras Verdes y Biodiversidad Urbana (II)

En el post de hoy continuamos con los mensajes clave del estudio Perspectiva de las Ciudades y la Diversidad Biológica: Medidas y Políticas”. Informe que resume los vínculos entre urbanización, diversidad biológica y servicios de los ecosistemas del que hablamos en el anterior post.

Mensaje clave 6: Aumentar la diversidad biológica de los sistemas alimentarios urbanos puede mejorar la seguridad alimentaria y de la nutrición.

Existe una relación directa entre la diversidad biológica y la seguridad alimentaria en las ciudades, el rápido crecimiento de las ciudades desafía la capacidad de suministro de la agricultura y modifica los sistemas alimentarios a nivel local y mundial. Una de las actividades que se está realizando actualmente para solventar esto es la implantación de huertos urbanos, en espacios no utilizados como solares o azoteas. Con ello se puede proveer de alimentos una parte de la población, se conciencia a los ciudadanos y se aumenta la biodiversidad vegetal dentro de las urbes. Además, unido a una gestión adecuada de pluviales, los huertos se abastecería con agua de lluvia (sin aportes externos) y se reduciría la escorrentía dentro de las ciudades. 

hortslocalitzaciocancadenagaleriafoto01.005

Huerto urbano de la ciudad de Barcelona: Hort Masia Can Cadena. Fuente: Barcelona pel Medi Ambient

Mensaje clave 7: Los servicios de los ecosistemas deben integrarse a las políticas y a la planificación urbanas.

La planificación urbana y ambiental brinda oportunidades de consulta y mecanismos legales formales para integrar la protección de la diversidad biológica en el diseño, códigos de edificación, esquemas de zonificación, planos espaciales, elecciones estratégicas y ejecución de las leyes de gestión de la ciudad. La práctica de la planificación urbana se reconoce ampliamente como un vehículo para asegurar el bien público a largo plazo, a escala de una ciudad.

En general, en todas las ciudades, las decisiones relativas a la diversidad biológica y a los ecosistemas, tienen que adoptarse tomando en cuenta el interés público o colectivo, lo que implica evitar las demandas de grupos de intereses particulares. De modo que es fundamental fortalecer la capacidad de los planificadores urbanos para timonear las preocupaciones ligadas a la diversidad biológica.

Para integrar la diversidad biológica urbana y los servicios de los ecosistemas en la gobernanza local, los elementos clave de una estrategia y plan de acción en materia de diversidad biológica local puede incorporarse a los planes generales de la ciudad.

Un ejemplo convincente de integración que combina enfoques que van de los ciudadanos al gobierno y del gobierno a los ciudadanos es el de Londres con la creación de la Asociación para la Diversidad Biológica de Londres en 1996 y el Plan de Acción para la Diversidad Biológica, que identifica medidas prioritarias relativas a importantes hábitats de vida silvestre y varias especies de importancia.

 drenaje-vitoria

El Anillo Verde de Victoria. Fuente: Centro de Estudios Ambientales

Mensaje clave 8: La gestión exitosa de la diversidad biológica y de los servicios de los ecosistemas puede basarse en un compromiso de escala múltiple, de sectores múltiples y de múltiples interesados directos.

Las ciudades son centros de demanda de servicios de los ecosistemas y, también, fuentes de impacto ambiental a nivel mundial.

La cooperación es importante para sincronizar y armonizar acciones verticalmente, es decir, a nivel internacional, nacional, subnacional y local y horizontalmente, es decir, transversalmente, en las divisiones de medio ambiente, planificación, transporte, educación, economía y nutrición.

Los gobiernos provinciales o regionales, tienen una función fundamental para ayudar a las ciudades a proteger la diversidad biológica. La gobernanza local de la diversidad biológica suele precisar de coordinación a nivel del paisaje, que puede beneficiarse enormemente de la cooperación entre los gobiernos autonómicos o provinciales.

Esto es particularmente efectivo cuando la urbanización se ha producido a través de pequeñas ciudades, donde se aplica la economía de escala; cuando se precisan esfuerzos coordinados para proteger las cuencas y otras características de los ecosistemas y cuando se precisa cuantificar la huella ecológica de la urbanización fuera de los límites de la ciudad.

Las autoridades autonómicas también tienen mandatos fundamentales en términos de impuestos y distribución de las inversiones a nivel de la infraestructura de las ciudades, esenciales para que cualquier presupuesto municipal ecológico funcione.

Mensaje clave 9: Las ciudades ofrecen oportunidades únicas para aprender y educar hacia un futuro con capacidad de recuperación y sostenible.

Las ciudades, centros importantes para la diversidad, creatividad e innovación, son un campo de prueba de nuestra capacidad para vivir juntos y crear medio ambientes que sean socialmente justos, ecológicamente sostenibles, económicamente productivos, políticamente participativos y culturalmente efervescentes.

La educación para el desarrollo sostenible es vital para la tarea de adquirir esta capacidad. Las escuelas son medios importantes para establecer la conexión entre la vida local y las cuestiones mundiales, entre ellas el desafío que plantea la pérdida de la diversidad biológica.

Un ejemplo de cómo se puede educar para la sostenibilidad, incluyendo la creación de huertos urbanos (en relación directa con el mensaje clave 6) y la gestión sostenible del agua es el del IES Princep de Girona en Barcelona.

Pero la capacidad para vivir de manera sostenible en entornos urbanos no se adquiere solo dentro de las paredes de los establecimientos de educación formal; también se genera a través de un amplio abanico de modalidades de aprendizaje informales.

Por su parte, las ciudades mismas son lugares de intercambios continuos de conocimientos e información prácticos, tradicionales y científicos a través de los cuales se transforman los pensamientos, los conocimientos y las percepciones de las personas.

En última instancia, estas transformaciones pueden llevar a cambios en la planificación y políticas urbanas.

 Enseñanza-SUDS

Escolares aprendiendo sobre la gestión de infraestructuras verdes. Fuente: DSA-CIRIA

Mensaje clave 10: Las ciudades tienen un gran potencial para generar herramientas de innovaciones y gobernanza y, por lo tanto, pueden, y deben, tomar la delantera en el desarrollo sostenible.

Las ciudades son sitios de creatividad, innovación y aprendizaje. Promover estos atributos es esencial si se quiere cumplir con el desafío mundial de preservar la diversidad biológica frente a una urbanización sin precedentes. Las autoridades locales cumplirán el papel de líderes de las ciudades que promuevan programas de diversidad biológica, pero no pueden ser eficaces sin actuando solas. 

Montpellier (Francia) brinda un ejemplo destacado de cómo las políticas urbanas ecológicas pueden atraer inversiones en desarrollo y tecnologías sostenibles. Montpellier tiene una extensa “red verde” de áreas protegidas que vinculan los ecosistemas de la ciudad. La inversión en la diversidad biológica valió la pena: en 2011, la ciudad fue nombrada Capital de la Diversidad Biológica Europea y Francesa. Esta imagen, a su vez, atrajo negocios ecológicos e, incluso, a organizaciones científicas internacionales.

montpellier

Montpellier. Fuente: Perspectiva de las Ciudades y la Diversidad Biológica: Medidas y Políticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *