Pasos en la construcción de un área de biorretención

Si se va a construir cualquier tipo de área de biorretención en una nueva zona urbana, lo ideal es que se haga al final. Cuando se desarrolla una nueva urbanización siempre se generan escombros y sedimentos que pueden perjudicar a la vegetación presente y es por ello que estos sistemas deben ser dejados para el final. Además, dada la importancia que tienen las plantas que forman parte de estas áreas, hasta que no estén perfectamente arraigadas y compongan un tapiz vegetal frondoso no han de recibir agua de escorrentía, para evitar problemas de erosiones. Así que al poco de ser construidas, estas áreas deben ser protegidas de la escorrentía de las zonas colindantes hasta que no estén completamente establecidas.

Para minimizar el riesgo de fracaso prematuro del sistema, durante la construcción, hay que tener especial cuidado con las siguientes cuestiones:

  • No se deben compactar ni la mezcla de suelo de biorretención, ni los lechos de grava o arena ni tampoco el suelo que hay subyacente. Uno de los procesos que se da en estos sistemas es la infiltración, que puede verse muy limitada con la compactación del suelo y los otros componentes.
  • Para realizar la excavación pueden emplearse retroexcavadoras pero teniendo cuidado no pase por encima del área de biorretención establecida para evitar las compactaciones.
  • Si aparecen, por cualquier motivo, erosiones tras las excavaciones, éstas han de ser rellenadas.
  • El mantillo no debe ser apilado alrededor de las plantas, puesto que puede causar enfermedades y alentar posibles plagas.
  • Antes de la instalación de las membranas geotextiles hay que revisarlas para que no tengan desgarros ni roturas.
  • Si la mezcla de suelo es importada de otro lugar, se le deben realizar pruebas para conocer su pH, distribución de las partículas, materia orgánica….en definitiva, las características edafológicas más importantes relacionadas con la capacidad de mantener la vegetación, de retener contaminantes y de permitir la infiltración.
  • Como en todos los procesos constructivos, se han de seguir los procedimientos establecidos en la normativa al respecto.

evitando-compactacion

Sistema constructivo para evitar la compactación del suelo. Fuente: Washington Stormwater Center

Secuencia típica construcción

A continuación se muestra de forma esquemática secuencia típica en la construcción de un sistema de biorretención:

Fase previa o de preparación

Las áreas de biorretención deben estar claramente marcadas antes de comenzar cualquier trabajo para evitar la alteración del suelo y su compactación durante la construcción. Se ha de proteger la zona donde se va a insertar el sistema de biorretención. La construcción de la zona de biorretención no debe empezar hasta que las escorrentías de las áreas de drenaje contribuyentes sean dirigidas hacia otra parte, para evitar problemas de sedimentaciones y erosiones durante el proceso constructivo.

Excavación

Hay que excavar el área biorretención a la profundidad fijada en proyecto y escarificar la superficie del suelo existente. Como ya se mencionó, es muy importante minimizar la compactación tanto de la base de la zona de biorretención como la del relleno posterior. Cuando sea viable, se usará maquinaria ligera para retirar la tierra original. Todos los equipos se mantendrán fuera de la zona excavada en la máxima medida posible.

Las paredes y el fondo deben quedar, tras la excavación, libres de protuberancias o elementos que puedan dañar o impedir la correcta colocación de la geomembrana o del geotextil.

bioretention_construction

Excavación en el inicio del proceso de biorretención .Fuente: Lands and Waters

Relleno

Seguidamente a la excavación hay que rellenar el espacio vacío para evitar que se llene de sedimentos u otros materiales no deseados.

Revestimiento

El primer elemento a instalar tras realizar la excavación es una membrana impermeable tanto por el fondo, como por los laterales, cuando sea requerida  para evitar que se produzca la infiltración. La infiltración debe evitarse cuando el agua de escorrentía haya atravesado zonas altamente contaminadas, como una gasolinera o cuando haya un acuífero que se quiera proteger de esos aportes superficiales de agua.

geotextil

Membrana de geotextil. Fuente: University of Maryland. 

Dren inferior

Los sistemas de desagüe inferior deben colocarse con una pendiente mínima de 0.5% en la parte honda de la excavación. Se debe lograr una conexión estanca al agua por donde sale el dren del sistema a través de la membrana en aquellos sistemas que la tengan.

dren-biorretencion

Dren sobre el lecho de grava. Fuente: University of Maryland

Lecho de grava

El lecho de grava será la primera de las capas a colocar (envuelto en geotextil donde se potencie la infiltración), dejando espacios libres que permitan la circulación del agua. Inmerso en este lecho irá el dren de desagüe.

Mezcla de suelo biorretención

La mezcla de suelo de biorretención ha de ser colocada por capas de unos 30 cm y de forma cuidadosa evitando compactaciones. En esta fase no se permite la entrada al sistema de equipamiento pesado. Cada vez que se coloque una capa de suelo, ha de ser saturada con agua hasta que drene por la parte inferior, esto facilitará el asentamiento del suelo. Si se contamina la mezcla de suelo durante la construcción de las instalaciones, el material contaminado debe ser eliminado y reemplazado con material nuevo libre de contaminación. En caso de ser necesario se puede proceder a un allanamiento de la zona, realizado de forma manual. El relleno del suelo se ha de realizar siguiendo lo planificado en planos, dejando espacio para la capa de mantillo que irá sobre él.

relleno-biorretencion

Relleno de una célula de biorretención con la mezcla de suelo. Fuente: Washington Stormwater Center

Colocación de mantillo

El mantillo o mulch debe tapizar uniformemente el área de biorretención con un espesor de unos 7,5 cm. Sus componentes principales son corteza de árbol rallada y virutas de madera con una curación de 6 a 12 meses. No ha de incluir ni sustancias orgánicas ni trazas de suelo ya que tienden a crear una barrera a la infiltración. 

colocacion-mantillo-biorretencion

Colocación de la capa de mantillo. Fuente: Washington Stormwater Center

 Plantación

Tras el rellenado del suelo y la comprobación de que se ha realizado correctamente y tiene la altura necesaria, se procede seguidamente al plantado de las especies vegetales.

Durante la plantación hay que guardar especial cuidado en que no se depositen sedimentos u otros materiales sobre la superficie, de ser así, hay que retirarlos inmediatamente.

Las especies seleccionadas han de ser completamente viables y adecuadas a las condiciones climáticas. Y su cultivo se ha de realizar en las temporadas en las que se dé su mejor arraigo. Por ello es recomendable disponer de la opinión de un especialista que determine cuáles son las mejores plantas para cada caso y cómo y cuándo se han de plantar, para que el desarrollo y crecimiento se produzca de forma óptima. Hasta que la vegetación no esté completamente asentada no se podrá poner en funcionamiento el sistema de biorretención. Y, puesto que es un sistema que filtrará agua que luego saldrá al medio, no han de usarse ni abonos ni fertilizantes.

Es importante también regar frecuentemente durante el primer año para un establecimiento vegetal exitoso.

plantación

Colocación de plantas por módulos. Fuente: Biofilta

Autora: Ana Abellán 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *